Blog literario idiota de Andrés Nortes Martínez-Artero. Literatura y rock en vena. Y alguna cosa más

martes, 5 de octubre de 2010

Madre del amor hermoso, qué rabia...

Es lo que me viene diciendo la anciana cada día desde que a los señores de Google se les ocurrió aupar mis entradas sobre los tebeos y sobre los videojuegos.

Desde el momento que esto sucedió, por las imágenes que contienen o por la ausencia de otros textos que traten estos temas, este blog se convirtió de la noche a la mañana en una mera excusa para esos dos artículos. La -egocéntrica, lo sé, quien esté libre de culpa que escriba el primer comentario- visión de las estadísticas de las visitas de la página es demoledora: más del 95% de éstas se refieren a dos artículos objetivos en medio de un blog personal y absolutamente subjetivo (entendiendo por sujeto y no por energúmeno a la anciana).

Aunque hasta hoy la anciana no ha querido mal alguno para sus hijos, empiezo a vislumbrar la rica venganza que supondría eliminarlos...

(Y sí, es una de las razones por las que no escribo tan a menudo como lo hacía antes; la otra, la escasez de comentarios que hace que esto parezca predicar en el desierto -digital-.)




1 comentario:

Pedro López Manzano dijo...

Las fluctuaciones de las visitas son inescrutables