Blog literario idiota de Andrés Nortes Martínez-Artero. Literatura y rock en vena. Y alguna cosa más

miércoles, 10 de marzo de 2010

Concursos de microrrelatos

Aunque puede que nada interesante salga de éstos, mi amigo Piotr y yo, cuando nos vemos en verano solemos, entre caña y caña, proponernos un pequeño concurso de microrrelatos en el que se observa mi indefectible superioridad sobre él, dado que vengo ganando yo desde que el tiempo es tiempo. En fin, es el talento, yo no lo pedí...

Mientras Piotr -no olvidéis: creeloquequieras.blogspot.com- prepara una respuesta lacerante al principio de este tan verídico murmullo -que no dudo pronto aparecerá como comentario debajo de esta entrada-, os comento cómo solemos hacerlo: a cada amigo o a cada persona conocida que aparece por la arena mientras nos estamos planteando el duelo le pedimos que nos diga una palabra o una expresión. Esa palabra puede ser alguna que le obsesione, la última que ha oído, una palabra que designe lo que tiene delante de sus narices, puede ser que nuestro amigo se ponga lírico y apele a sentimientos, proporcionándonos palabras abstractas, etc. Confeccionamos una lista de cinco a diez expresiones o palabras y nos ponemos un límite que puede ser de una página, cincuenta palabras o el que sea.

Escribimos. Quien no se presenta, pierde. En el cuento deben aparecer todas esas expresiones.

Celebramos la entrega de premios. El primer y único premio suele ser la gloria, o una bolsa de pipas y el primer trago de la litrona.

Como divertimente, os dejo dos cuentos escritos en 2006. Como esperaba alguna sucia estratagema de mi rival, en lugar de un cuento escribí cuatro. Fue un buen año, porque otros dos buenos amigo que a veces le echan una ojeada a los Murmullos también se presentaron con sendos cuentos mejores que éstos que aquí presento. A ver si encontráis las palabras del concurso de 2006... (Y a ver si éstos se animan y escriben los cuentos que redactaron entonces.)


PD. Normalmente, el jurado lo componemos Piotr, mi pareja y yo.




4 comentarios:

Pjotr L. Manzano dijo...

En efecto, si contamos los dos a los que no te presentaste, aquel que jamás me enseñaste, el otro cuyos resultados amañaste y el que yo gané, los has ganado todos
;)

El cuentacuentos dijo...

Jajaja, es que la fanfarronería es tan divertida...

Pero aun así, este verano nos volveremos a ver las caras. Y le aseguro, Sr. Manzano, que lamentará haberse interpuesto en mi camino hacia la cerveza fría y las pipas recién abiertas.

Jesus/Salvador/Suto dijo...

Lo que no se habla nunca en las bases de este concurso, pero que yo voy a desvelar ahora (pues comparto orgulloso con ambos blogeros los veranos de nuestra playa) es que ya siendo conocido por todos su sistema, intentamos sabotearlo respondiendo con las palabras más extrañas y menos literarias que se nos ocurren (que por supuesto ya hemos pensado de antemano)
Grande es nuestra desilusión al comprobar que al final, éstos las cambian por otras más dociles que seguramente facilitan su tarea, pero nos hace mucho menos graciosa su lectura

El cuentacuentos dijo...

Ay, lo que pide el vulgo... ¡Qué dura es la vida del artista!